6 de septiembre de 2013

☼ Dulce de azúcar

   
Dulce de azúcar

    Hoy os traigo una receta sólo apta para los más golosos y para aquellos a los que no les importa tomar unas cuantas calorías de más.

    Si estás entre esas personas sigue leyendo y si no lo estás, también. ¡No te lo pierdas!


BOLITAS DE DULCE DE AZÚCAR

INGREDIENTES:

- 50gr mantequilla
- 100ml leche condensada
- 75ml leche
- 200 gr azúcar
- Media cucharada de esencia de vainilla

- Azúcar glass


PREPARACIÓN:

    Lo primero que ha de hacerse es forrar una bandeja de cristal, un tuper, un molde de tartas... con papel encerado o papel film. Mejor que no sea muy grande para que la masa del dulce de azúcar quede un poco alta a la hora de cortarla.



    En una cazuela grande (porque la mezcla al hervir levantará y burbujeará), ponemos la mantequilla y la derretimos a fuego medio.


   Añadir la leche condensada y remover.

   Incorporar la leche y seguir removiendo.

   Echar el azúcar, remover y por último la esencia de vainilla. Dejar hervir durante 15 minutos, removiendo constantemente.

   Pasados los 15 minutos, separar la cazuela del fuego  y verter la mezcla resultante en el molde forrado. Dejar enfriar a temperatura ambiente y luego introducir en el frigorífico durante unas cuatro-cinco horas mínimo. Si es más, no pasa nada.


   Al enfriarse del todo se solidificará bastante pero seguirá siendo maleable. De esta forma ya se podría comer pero nosotros vamos a transformar el dulce de azúcar en bolitas.

   Tomamos pequeñas porciones y con ambas manos las amasamos para hacerlas redondas. Se rebozan en azúcar glas y las colocamos en una bandeja para servirlas.

   En casa nunca las comemos en el momento, sino a partir del día siguiente. Están más duras y menos blandengues a la hora de masticar.

     Si no se van a consumir en el momento, guardar en un tuper procurando que las bolas no estén unas encima de otras porque las de abajo perderán su forma y se quedarán aplastadas.

    Pero con forma aplanada también tienen su encanto y quedan igual de bien.

   Estas de aquí abajo están hechas así a propósito.
 
    Y sino, se pueden guardar en el congelador y comerlas directamente desde él. Un dulce riquísimo.
 
    Y si las quieres regalar, envuélvelas en papel de aluminio y quedarás genial.


12 comentarios:

  1. ¡Qué buenaaaaaaaaaaaas! Y a estas horitas... me las comía todaaaaaaas. Por cierto, me encanta la cara de la cocinerita de las fotos, ¡es superdivertida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas de golpe noooo.
      Están riquísimas pero son mini bombas calóricas :)
      Gracias por venir

      Eliminar
  2. apuntadas quedan q se ven deliciosas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cuentas qué te parece la receta si la haces :)

      Eliminar
  3. !Que sí!...sí me gusta!...y si soy golosa!!uuuum! deliciosos!...yo los quiero todos pá mi!...quien se niega a un dulce!...pós naide! y a montón de dulces!...pós naide!!!te luciste mi reina! sabrosos!, que nadie me los coma son mios eh!!

    besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reina, si eres golosa, haz esta receta porque está riquisima

      Eliminar
  4. Hola! Quiero invitarte al Carrusel de Blogs Nº 5 que se celebra en mi blog! Besotes! Gaby de Las Cosas Ricas de Gaby

    ResponderEliminar
  5. Mmm, me encantan! yo las hice en un curso y encantaron a todos, quedan super suaves y apete4cibles..un besote

    ResponderEliminar
  6. Esto es una bomba de relojería... pero que pinta madre!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no cunda el pánico. Nosotros hemos sobrevivido a dos tantas de estas bombas. Jajaja

      Eliminar

Gracias por tu visita.
Deja un comentario y te devolveré la visita.

ShareThis

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...